Tagged Under:

Objetivos y Estrategias de producción - GESTIÓN DE PROCESOS

Share


Los objetivos en la producción de bienes y servicios pueden tener alguna de  las siguientes orientaciones:
Mejorar la calidad de los productos y/o servicios.
Disminuir los costos.
Reducir tiempos.
Incrementar la flexibilidad.
Reducir desperdicios y mermas.
Incrementar la productividad.

Es importante tener en cuenta que los objetivos de producción deben apuntar en la misma dirección que los objetivos generales de la empresa y su estrategia competitiva.

Estrategias de producción
Sobre la base de los objetivos de producción se pueden priorizar las acciones en función a las estrategias de producción. En su libro, “Planes de Negocios: Una Metodología Alternativa”, el autor Pedro Franco Concha identifica cuatro tipos de estrategias de producción:

Estrategia de costos
Estrategia de calidad
Estrategia de flexibilidad
Estrategias de tiempos de entrega

Es importante tener en consideración que las estrategias de producción deben dirigirse en la misma dirección de los objetivos. Si una empresa tuviera como objetivo diferenciarse de su competencia por tener un servicio más  rápido, sería adecuado que siguiera una estrategia de tiempos de entrega en su área de producción.

A continuación una breve explicación de cada una de ellas:

Estrategia de costos
Procesos orientados hacia la eficiencia.- A producir con bajos costos o a producir en menor tiempo. La eficiencia permite ofertar a precios bajos.
Las operaciones se dirigen a lograr una alta productividad.- La productividad puede manifestarse de las siguientes maneras:
Producir la misma cantidad en menor tiempo o más cantidad en el mismo tiempo
Producir la misma cantidad con menores costos totales o más cantidad con los mismos costos totales.

Estrategia de calidad
Implica la máxima satisfacción de las necesidades de los clientes y, por tanto, un constante monitoreo de sus requerimientos.
Procesos con énfasis en el control preventivo y correctivo de las características de bienes o servicios a producir.

Estrategia de flexibilidad
Implica adaptarse a entornos muy dinámicos y mercados de alta rivalidad. Las principales armas con que debe contarse son la capacidad de  adaptación y de generar innovaciones.

Estrategia de tiempos de entrega
Aprovecha las necesidades que tienen los clientes de aprovisionarse con periodos de espera muy cortos.
Cuando los clientes son empresas, les reducen costos de almacenamiento. La entrega debe ser rápida y confiable.


Si buscas casos de estudio, artículos y herramientas para la gestión de empresas y alta dirección la respuesta la tienes en EL BLOG DE RAFFO TRUCÍOS

Síguenos también en Facebook y Twitter del Profe Raffo

0 comentarios:

Publicar un comentario

Síguenos en Google +

El Blog de Raffo recomienda