Tagged Under:

Evolución del consumidor - Ventas transaccionales y relacionales

Share
Permanentemente se dice y es verdad, que el mundo, los países y los mercados están en constante cambio.
Del mismo modo, también percibimos modificaciones en la demanda, como, por ejemplo:
Cambio en los clientes: Diferentes tipos, diferentes tamaños de demanda, diferentes necesidades.
Concentración del poder de compra: Más poder de compra en menos clientes, en general el poder de compra ha pasado del fabricante al distribuidor o al comprador.
Formación de los compradores: Mayor preparación profesional, y mayor tecnología en su poder para analizar las mejores condiciones de compra.

Toda estrategia de ventas debe plantear el reconocimiento de tres características genéricas del perfil del consumidor:
1. El consumidor tiene resistencia a comprar, sobre todo si tiene que negociar y adquirir bienes considerando su monto y ciclo de ingresos, así como la restricción presupuestaria que se deriva.
2. El consumidor no es fiel a un producto o a una empresa, no tiene una sólida predilección por un artículo o servicio alguno si no tiene expectativas definidas del valor agregado que un producto o vendedor pueden proporcionarle.
3. El consumidor es desconfiado ante la mercadotecnia, examina detenidamente y busca información sobre los artificios de la mercadotecnia, en especial de aquellos que considera como un gancho para llamar su atención y venderle algo que considera innecesario.

Tendencias de ventas

Si se busca una visión retrospectiva general desde el inicio de la historia encontraremos las siguientes etapas sucesivas:
Cazadores – recolectores- trueque
Producto y producción
Venta y distribución
Mercado- clientes
Estrategia
Relaciones

De otro lado, en los inicios del siglo XXI la realidad del mundo de las ventas nos presenta el siguiente panorama actual:
Oficinas virtuales de ventas. La oficina del vendedor puede ser su automóvil, el hotel o un café, incluso su casa, gracias a la tecnología de la que dispone.
Un vendedor más preparado. Mejor formado en ventas, en marketing, en el uso de tecnologías, en el conocimiento de su servicio o producto.
Cambios en las organizaciones. De organigramas piramidales a unos más planos, tanto en el área de ventas como en el de compras.
Impacto de la tecnología en las ventas y en las compras. Mayor conocimiento y control de los stocks, de las rotaciones, de la rentabilidad por metro cuadrado, información en tiempo real, etc.
Otros canales de venta. Call centers, páginas web, desarrollo de nuevos programas y modelos de trabajo, que facilitan y cambian la labor del vendedor y del comprador, tipo CRM (Customer Relationship Management). Esto ha llevado a que las características del vendedor de hace 10 años estén prácticamente obsoletas en el mercado actual.

Gestión comercial de ventas - Sistema antiguo

Muy hablador
Habla rápido
No escucha
No acepta un No por respuesta
Presiona, agobia, manipula
Simpático
Su objetivo es conseguir el pedido. Vendedor puerta a puerta. Estereotipo: lapicero y agenda, a veces maletín
Sin formación.

Gestión comercial de ventas - Nuevo enfoque

Relación de comunicación persona a persona (Venta Relacional)
Negociación: Win – Win
Su trabajo es la satisfacción de necesidades
Relación a largo plazo.
Coordina recursos de la empresa para servir al cliente: finanzas, producción, logística, etc.
Organiza eficazmente su tiempo
Planifica su trabajo
Traslada la voz del cliente dentro de la empresa

Por ende, la función de ventas ha sufrido una gran transformación, como consecuencia a los anteriores cambios la profesión también se adaptó:

Antes:
Utilizaba la manipulación como herramienta de venta: Yo gano, ¿tú?
Conseguir clientes
Alcanzar los objetivos de volumen: vender, vender, vender
Con el mínimo costo comercial
El mayor beneficio posible
Siguiendo las rígidas políticas marcadas por la empresa

Ahora
Utiliza la influencia y sintonía herramienta de venta. con el cliente. Yo gano - Tú ganas
Crea y mantiene clientes
Gestiona sus clientes. (ingresos – gastos = beneficios) 
Atento a nuevas oportunidades
Aporta información del mercado, negocia, informa
Recomienda acciones para. evitar incidencias
Da soluciones desde el punto de vista del cliente (empatía)

Venta transaccional vs. venta relacional

Si se analiza cuáles son las necesidades, tanto del consumidor, como del agente de ventas descubriremos que, en esencia, son las mismas, como se puede observar en el gráfico siguiente.



Esto servirá de punto de partida para estas modalidades de venta personal tan diferenciadas.

Venta Transaccional
La consabida venta transaccional se describe de la siguiente forma:
Enfoca la venta como una transacción que se agota en el acto de cerrarla.
Tiende a manipular y controlar al comprador.
Plantea la venta como una disputa de poder.

La aplicación de este método encuentra su causa en el sistema, puesto que la metodología de administración tradicional y rígida desarrolló ciertas marcas, entre ellas:
El mantenimiento de cartera muy poco ponderado. Como resultado la misma fuerza de ventas desarrolla poca valoración de la cartera de clientes.
Conduce al síndrome de búsqueda y necesidad de la “venta nueva” a perpetuidad”.
Generadora de estrés y por ende de alta rotación en el área.
Tendencia a ventas de baja calidad.
Vicios y malos hábitos en los diferentes niveles de la pirámide del área comercial.
Inconscientemente se entrena y capacita a otros para seguir el mismo enfoque.
La carrera en ventas dura poco tiempo, si no se es capaz de dar algo más.
Venta Relacional
Para comprender esta modalidad se deben plantear algunas reflexiones:
¿Obtener un cierre en ventas es el objetivo final?
¿No será quizás el inicio de una relación?
¿Podemos enfocar toda nuestra labor a ser “cerradores”?

El paradigma de la venta relacional puede ser descrito de la siguiente manera:
Es importante establecer una relación perpetua con nuestros clientes.
La venta es una profesión de la cual se puede vivir y desarrollarse económica y personalmente o puede ser tomada como una forma de ganar dinero rápido.
El éxito no se mide exclusivamente por la venta de este mes
El cliente no es un rival a quien vencer.
Trabajar sinérgicamente con el cliente.
La relación no concluye con el cierre, comienza en ese momento.
Para el desarrollo de la fuerza de ventas se debe velar por el largo plazo, no por una venta circunstancial, aun si se pierden algunos cierres.
No es dejar de vender, sino vender actuando de puente para facilitar el intercambio de información.
Las creencias, normas y conducta deben orientarse a un nuevo paradigma:

El resultado es la obtención de ventas consensuadas y éticas, no ventas arrebatadas.

Vendedor transaccional
Cerrador
Venta por kilo, productos enlatados
Alta rotación, clientes huérfanos
Falta de servicio post-venta
Media de venta baja
Baja calidad de cartera
Sin plan de carrera
Abandono

Consultor relacional
Facilitador
Comercializa “satisfactores”. soluciones personalizadas
Atención incondicional del negocio, relaciones perpetuas
Alto énfasis en la post-venta
Media de venta elevada
Cartera de alta calidad.
Plan de carrera profesional
Continuidad

Encuentra más de 500 casos de estudio de marketing, administración y gestión empresarial en http://www.facebook.com/EBlogDeRaffo





Recuerda que también puedes seguirnos en twitter como @rtrucios

0 comentarios:

Publicar un comentario

Síguenos en Google +

El Blog de Raffo recomienda