Tagged Under: ,

Caso de estudio: TIM HORTONS en Lima - Perú

Share
Hablemos de café

Como  es de nuestro conocimiento el café es el segundo producto natural de exportación más vendido, después del petróleo. Pero… ¿cómo y cuando  llegó al América?
Pues llego con los inmigrantes europeos en el siglo XVIII y ellos introdujeron su cultivo en Centro América y Sudamérica. 

A mediados del siglo XVIII el café ya era producido en   Chanchamayo, Moyobamba, Jaén, Huánuco y Cusco, para el consumo local y para la exportación a Alemania, Chile y Gran Bretaña. 
El primer café de Lima se abrió en 1771 en la calle Santo Domingo por Francisco Serio.

El Café es el primer producto agrícola peruano de exportación y es el séptimo país exportador de café a nivel mundial. No solo lidera las exportaciones agrícolas sino está dentro de los 10 principales productos de exportación, después de algunos minerales, petróleo, gas natural, harina de pescado, entre otros.
La cultura cafetera se está introduciendo cada vez más en Perú, tanto que  en los próximos tres años, Sierra Exportadora espera elevar de 5% a 15% el consumo de café producido en el país, que en la actualidad llega a los 650 gramos per cápita.

Este incremento se debe principalmente a las campañas que viene impulsando el  estado peruano.
El café es un producto que se ha hecho atractivo en nuestra sociedad actual, debido a sus efectos propios para levantar el ánimo y mantener despierto y alerta a quien lo consume. Pero esto no es todo lo que Tim Hortons, esta popular tienda canadiense que se caracteriza por sus cafés Double Double (doble-doble), que significa un café negro con dos porciones de leche y dos de azúcar desea ofrecer al mercado peruano, ya que si bien es cierto es un nuevo emprendimiento tiene como objetivo satisfacer el crecimiento demanda por café y sus variedades de calidad, así como lograr el crecimiento de consumo del café peruano.

También ideó la forma de ahorrar el centro que se le quita al pan para hacer donas y convertirlo en sus famosos “Churro timbits”, los cuales hay de chocolate, fresa, glaseados y sin sabor.
Entre su variedad de donas destacan las dedicadas a los Blue Jays, el equipo de béisbol de Toronto, y a los Toronto Maple Leafs, las estrellas del hockey. Aunque, nunca faltan sus donas clásicas cubiertas de miel de maple.
Recientemente, incorporó a su menú sus “Tim Churro Treats”, donas en forma de churro rellenas de caramelo y los timbits con la consistencia de un churro.

Es así como “Tim Hortons”,  no sólo se enfocará en trabajadores y oficinistas que necesiten de un café para mantenerse alertas durante el día, sino que café Tim Hortons será una cafetería de alternativa también para todas aquellas mujeres que les gusta reunirse en lugares en donde puedan tomar alguna bebida que las mantenga despierta, o bien algo saludable que las ayude a mantener su estado de saciedad alto, y puedan durar el día con menos comida, ya sea para bajar de peso, o simplemente mantenerlo. Es así como nuestro mercado objetivo serán principalmente mujeres entre los 30 y 50 años, mujeres activas que necesitan o desean pasar cierta parte de su día con sus amigas para poder conversar, relajarse y tomar de una bebida sana y contundente que las ayude a seguir con su día y puedan aprovechar el momento de compartir con sus amigas. Por supuesto, otra parte del mercado serán los oficinistas y trabajadores entre los 30 y 50 años, los cuales también necesitan una bebida que los mantengan alertas y despiertos, y buen café de calidad y de distintas variedades para darle un nuevo sabor a su día, en donde puedan tenerlo de manera rápida y efectiva, para poder seguir trabajando en lo que resta del día con energías renovadas, y que sea en lugares de su conveniencia.



Historia de TIM HORTONS

El nombre de la empresa hace homenaje a su fundador, Tim Horton, un jugador profesional de hockey nacido en 1930. Tras dedicar 22 años a la Liga Nacional de Hockey, Horton sabía que su carrera no duraría para siempre, por lo que empezó a buscar una alternativa profesional al deporte. El negocio del café y los donuts atrajeron a Horton, que abrió su primera cafetería en Ontario (Canadá) en el año 1964.

La fama del local de Horton atrajo al ex policía y empresario Ron Joyce, que decidió convertirse en su socio y abrir otros 40 locales en forma de franquicia. Tristemente, Tim no vivió para presenciar el gran éxito de su cadena ya que perdió la vida en un accidente de coche en 1974.
Joyce decidió adquirir las acciones de Horton a la esposa de Tim y se convirtió en el único propietario de la cadena. Fue entonces cuando el empresario comenzó un agresivo plan de expansión internacional que convirtió a Tim Hortons en la cadena de cafeterías más grande de Canadá. En el año 1978, ya tenía abiertos 100 locales, llegando a duplicar esa cifra en 1984.

El plan de expansión de Joyce no sólo consistió en abrir multitud de franquicias por todo el mundo, sino también en ampliar el menú que ofrecía la cafetería. Poco a poco, la firma se fue especializando en todo tipo de productos: molletes (1981), pasteles (1981), empanadas (1982), croissants (1983), galletas (1984), sopas y chili (1985) e incluso sándwiches (1993), Además, Hortons llegó a lanzar un producto propio, los Timbits, que se elaboran con la masa sobrante del agujero de donut y que, a día de hoy, siguen siendo los más solicitados. El año 1995 fue una fecha clave para la compañía. Mientras que, hasta entonces, su principal competidor había sido Starbucks tras fusionarse con la cadena americana de hamburguesas Wendy's, Hortons pudo plantar cara a competidores como McDonald's y afianzar su expansión en EEUU. Desde entonces, la carta de Hortons se amplió significativamente, así como sus variedades de café. Fue en 2006 cuando ambas cadenas decidieron volver a separarse y recuperar su independencia.

Pero a pesar de la amplia gama de productos que dispensa Tim Hortons en sus establecimientos, los cuales le permiten competir con los gigantes del sector, la cadena canadiense sigue obteniendo la mayor parte de sus beneficios de los desayunos. Su café y sus donuts son todo un referente del éxito empresarial.

El éxito de sus cafés ha llegado hasta tal punto que desde hace varios años comenzó a circular el rumor de que la bebida resultaba tan deliciosa para el cliente porque contenía nicotina. La leyenda se expandió como la pólvora, lo que obligó a Tim Hortons a desmentirlo quien indicó que el café Tim Hortons no tiene aditivos de ningún tipo, está hecho sólo de una mezcla de semillas arábicas.

Tim Hortons está especializado en café, bollería, galletas, helados y pasteles. Originalmente, los primeros locales sólo servían café y donuts, pero la expansión a otros mercados obligó a la compañía a buscar nuevos productos, especializándose en la bollería. Uno de sus productos propios son los Timbits, también conocidos como "agujeros de dónut" al hacerse con la masa sobrante del dónut.​ La elaboración de los donuts es industrial.

A continuación, la propuesta por parte de los estudiantes de Cibertec en abrir un local de Tim Hortons en Lima - Perú.



Encuentra más de 500 casos de estudio de marketing, administración y gestión empresarial en http://www.facebook.com/EBlogDeRaffo
Recuerda que también puedes seguirnos en twitter como @rtrucios




Te invitamos a compartir nuestros contenidos con tus colegas y así hacer crecer nuestra comunidad


0 comentarios:

Publicar un comentario

Síguenos en Google +

El Blog de Raffo recomienda